I.- Como comenzar un tejido. Muestra punto Santaclara

Para aprender a hacer punto a dos agujas,


necesitamos:
Lana, una cualquiera, de momento sólo estamos aprendiendo.
Agujas de punto o de tejer (son lo mismo).
Unas tijeras (o los dientes, jajaja).

Tendremos en cuenta:

- El grueso de la lana deberá ser acorde al calibre de las agujas o viceversa.

Puede ocurrir que los fabricantes tanto de lanas como de agujas de tejer utilicen varios criterios para fijar el grueso de manera que en una podéis ver un 3 y ser más gruesa que otra en la que veis un 5 o al revés por lo que en este curso vamos a hablar de milímetros y vosotros lo traducís al criterio que aparezca en las vuestras. Así todos hablaremos (escribiremos) de lo mismo.


- De la relación entre el grueso de la lana y las agujas dependerá que el tejido esté más o menos compacto, o lo que es lo mismo, que el punto esté más o menos apretado aunque lógicamente esto también depende de cuanto tensemos el hilo, de su elasticidad, etc.

De momento estos detalles los vamos a obviar y para empezar haremos una muestra a dos agujas.

Vamos a coger cualquier resto de lana que tengamos por casa y cualquier par de agujas con una diferencia de unos 2 mm. más las agujas que la lana. O sea, si hemos cogido una lana de 3 mm. cogeremos unas agujas de 5 mm, más o menos, nada es exacto (¡menos mal!). 


Si no tenéis en casa, podéis comprarlo todo en una mercería (o en los chinos) aunque hasta que no estéis seguros de que esta es vuestra verdadera vocación, no os gastéis mucho en lo más caro por si luego no volvéis a utilizarlo. No lo creo porque esta actividad engancha.

En caso de que lo compréis, comprad unas agujas de 3 1/2 ó 4 que son las más utilizadas y una lana adecuada que incluya este dato en su etiqueta.


Observa la hebra hacia dentro
Existen varias formas de montar los puntos para la primera vuelta o hilera o fila....  A ver cómo os lo cuento.



La más sencilla es la siguiente:

Ponemos una de las agujas bajo la axila izquierda (también llamada sobaquillo), así la sujetaremos. 

Agarramos la punta del hilo de lana con la mano izquierda y la enrollamos en el dedo índice de la mano derecha, pasamos el circulo que se ha formado en el dedo a la aguja dejando la hebra hacia dentro.

 ¡Ole! ya tenemos un punto. Así vamos enrollando en el dedo a la derecha y pasándolo a la aguja a la izquierda hasta 10 veces.

Ya tenemos 10 puntos, nuestra primera hilera.



Ahora es el momento de poner la otra aguja bajo la axila derecha. 


Con la aguja de la derecha pinchamos el punto justo debajo de la aguja izquierda y por detrás (por la zona más cercana al dedo gordo izquierdo)

Pasamos el hilo libre sobre ella (la aguja de la derecha) y la sacamos por el mismo camino arrastrando la hebra que hemos echado y sacándola por debajo del punto.



El punto que ya hemos tejido lo echaremos hacia atrás de manera que ya tenemos el primer punto a la derecha y nueve a la izquierda.
Seguimos así los 10 puntos.



Repetimos 7 vueltas (o hileras) o 10, ó 100, las que quieras.

¡Enhorabuena! Ya tienes una muestra de tu propio tejido


Las muestras en multicolores de las fotos os dan idea de lo que he estado explicando.

Este sentido en el que hemos hecho los puntos se llama "DEL DERECHO"

El modelo de tejido que acabas de hacer en tu muestra se llama "PUNTO SANTACLARA" o "PUNTO BOBO".

Observación:
Notaréis que llamamos punto a una unidad individual y al conjunto del tejido. Así es, pero el contexto es el que determina si nos referimos a uno sólo o a toda la labor. 


¡Ale!, ¡a practicar! ¡vuelve pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...