Dummies tejiendo. Gorro de lana

Proyecto.- Gorro Unisex


El gorro de Momo



Yo creo que tenemos capacidad de sobra para hacer nuestro primer proyecto:



Un gorro a dos colores.

Si habéis llegado hasta aquí, es que vais en serio y queréis hacer un regalo de calidad. ¡Muy bien!, no sólo de calidad sino que va a ser original, unisex y reversible (dos en uno) ¿qué más podemos pedir? Es un proyecto ambicioso pero saldrá ¡seguro!.
El modelo lo he sacado de una página www.tejiendoperu.com que es lo más, os la recomiendo.

Muestra en un solo color
Necesitaremos:

* Unos 50 gramos de lana de cada color, yo lo haré de dos colores pero, por supuesto,  podéis hacerlo de uno si os gusta más. Tenéis una foto de uno en blanco. Momo ha elegido para el suyo los colores negro y verde.
((Si es posible que en la etiqueta ponga que es para agujas de 4 ó 4 1/2).

                                                 
                                                         Lo que necesitamos
* Las agujas que vamos a usar serán de 3 1/2 ó 4. ¿Os extraña? Sí, como es un gorro de invierno y queremos que sea abrigadito, vamos a hacerlo bien tupidito por eso utilizaremos agujas más finas que las aconsejadas por el fabricante.

* Unas tijeras (o los dientes, sólo son para cortar hebras de hilo jajajaja, pero advierto que da mucha grima porque lo he probado).
* Una aguja roma, o sea, sin punta para no clavar en medio de una hebra cuando cosamos. O, como dicen los profesionales, para no morder el punto.
* Unas hebras de cualquier otro color que contraste con los elegidos para el gorro, indiferente el grueso porque sólo las utilizaremos cómo herramienta auxiliar y luego las deshecharemos. No aparecerán en el gorro una vez terminado. Yo elegí azul y beig.

¡¡Manos a la obra !!

Montamos 50 puntos de la forma sencilla que hemos visto durante este curso y con una de las hebras auxiliares, la azul por ejemplo.

Hacemos un nudo con el hilo verde sobre la lana azul que ya podemos cortar dejando 10 ó 12 cm. porque a partir de ahora no utilizaremos más el azul.


 Tejemos la primera vuelta de verde en punto derecho y sin más cambios.  Observad queridos Dummies que debajo del tejido se aprecian los puntos verdes.

 Tejemos la segunda vuelta verde en punto revés haciendo un aumento en el segundo punto de la vuelta. O sea: pasamos el primero sin tejer, subimos el segundo punto de la vuelta anterior, el de abajo, lo tejemos del revés y tejemos el que era el segundo a la izquierda que será el tercero en la aguja de la derecha.
Hacemos todos los puntos y cuando queden sólo dos los tejemos a la vez y así disminuiremos un punto para que sigan quedando 50. ¡Comprobadlo!.

Por cierto, antes de seguir, la hebra se maneja mejor si la enrolláis en el dedo meñique de la mano derecha y la empujáis con el dedo índice. ¿Veis la foto?.


La tercera vuelta verde la tejemos en punto derecho sin variaciones. Os debe ir saliendo punto Jersey. ¡Comprobadlo!

La cuarta vuelta la hacemos igual que la segunda (aumentando un punto al principio y disminuyéndolo al final), tejiéndola del revés.

 Ya tenemos la primera raya verde. Las rayas será de cuatro vueltas y cambiamos el punto Jersey para que se vayan doblando de manera que parezcan tubitos puestos en paralelo.

La quinta vuelta es importante. Debemos cambiar el color y cambiar el punto. Hacemos un nudo en la hebra verde con la lana negra, dejamos la verde en "stand by" (en espera), sin cortarla y tejemos del revés con la negra sin hacer aumentos ni disminuciones.

¡OJO! del revés, porque debemos cambiar el punto.

La sexta vuelta será la segunda de color negro, la tejemos en punto derecho, aumentando un punto al comienzo y disminuyéndolo al final.
La septima se teje del revés y sin más complicaciones.
La octava, punto derecho, aumentando al principio y disminuyendo al final.
La novena es tan importante como la quinta porque es la del cambio de punto y de color. Volvemos a coger la hebra verde que habíamos dejado cuatro vueltas atrás y sin cortar, la retomamos para hacer esta vuelta con punto derecho.

A partir de ahora, todo es igual que estas ocho vueltas (descartamos la primera). Comprobad de vez en cuando que seguís teniendo 50 puntos, es fácil confundirse.

Sólo tendremos que repetir esta técnica durante 95 vueltas. O lo que es lo mismo 12 grupos de 8 vueltas o 12 conjuntos de verde+negro. Si el gorro es para un adulto "muy cabezota", podéis hacer un grupo más. Tened en cuenta que esta medida es la que corresponde al contorno de la cabeza, olla, melón, perola, testa, etc...

¡OTRO OJO! Las últimas vueltas serán negras (si empezasteis en verde) y haremos sólo 3 y no 4 como hemos venido haciendo hasta ahora. La cuarta será la costura.
Nos debe salir  algo parecido a un paralelogramo o un romboide, así lo llamábamos en el cole, en geometría ¿ recordáis?

Ya podemos cortar la hebra verde dejando 10 ó 12 cm para que no se deshaga el tejido.

 El tejido, como veis en el "vuestro propio" y en las fotos, es reversible, por un lado predomina el verde y por el otro predomina el negro. En ambas caras se aprecian bien los tubitos paralelos que se forman con el cambio de punto.

Ahora debemos hacer el cierre del tejido. Lo haremos con un hilo auxiliar de un color que contraste con el negro. Yo he elegido el beig.


La hebra negra la podemos cortar pero dejaremos un resto suficiente para coser. Para que nos de suficiente para toda la costura, el resto será de unas cuatro veces el ancho del tejido, más o menos.

Con la hebra beig, hacemos el primer punto y el segundo. Con la aguja izquierda pinchamos el primer punto que tejimos y lo traemos hacia el segundo soltándolo por encima de la aguja.

Ahora tejemos otro y volvemos a soltar el anterior. Así con todos, ya lo vimos en la parte de cierre.

Vemos como se va formando la cadeneta en color beig.

 Cuando acabemos, el último punto lo rematamos con la misma hebra beig y la cortamos. Luego la retiraremos.

Ya tenemos los extremos con vueltas e hilos auxiliares.

Las hemos puesto en colores distintos para que se vean mejor.

Ahora empieza la última parte que es también muy importante y tal vez la más difícil porque no la hemos visto antes.



No os preocupéis queridos Dummies ya veréis que emocionante.


Doblamos el tejido poniendo los picos hacia el centro, como veis en la foto y dejando hacia arriba la cara que tiene la última raya negra del revés.

Entre los hilos azules vemos los puntos verdes que son los que debemos coser con los negros que se ven entre los puntos de color beig. Son como una raya discontinua.

Enhebramos la aguja roma con el resto de lana negra que habíamos cortado y dejado para coser.

Atamos, sirviéndonos de la aguja, el punto del que pende esta hebra con el primero de la otra parte del tejido, para que no se deshaga.

Ten mucho cuidado porque el primer punto verde no es fácil de ver ya que la hebra verde está suelta, lo mejor es que los cuentes desde el otro extremo y te darás cuenta.

Una vez atados, por la parte del negro, pasamos la aguja y enlazamos los dos, tiramos de la hebra. Ya estamos en la parte del verde. Ahora pasamos la hebra por detrás del siguiente punto verde hacia el mismo negro por el que pasó la hebra en la puntada anterior y tiramos de la hebra.

Una vez más estamos en la zona negra. Pasamos la hebra por el siguiente punto negro hacia el mismo verde por el que pasó la hebra anterior. Se trata de ir haciendo el mismo recorrido que haría la hebra negra si la tejieramos.

Al acabar, debe coincidir el último punto negro con el último punto verde y quedará como la foto. Tanto por un lado como por el otro.

El resto negro, con la aguja se ata bien a este último punto y se esconde la hebra por entre el tejido de manera que no se aprecie.

Ahora cogemos la hebra verde que se quedo colgando al final del tejido y la escondemos igual.

Cortamos las hebras azules y las beig y las retiramos.

Esto sí es fácil, se cortan todos los puntos y se tira de las hebritas.

Aún nos queda una hebra verde al principio del tejido. No la cortes, anúdala con el punto siguiente para que adquiera fuerza y poder tirar de ella porque nos servirá para fruncir la parte de la coronilla.

Momo estaba tan impaciente que no me ha dado tiempo a hacer la foto una vez fruncido así que os lo enseño con el blanco.
Vamos pasando la hebra por los puntos del borde y tiramos con fuerza.
Una vez que esté perfectamente fruncido, atamos de manera que
veamos que queda bien fuerte y escondemos la hebra restante en el tejido.


 ¡¡Ya teneis gorro!! para regalar en SAN VALENTIN (por ejemplo).

También en color negro
¡¡DISFRUTADLO!!

 PD. Si teneis dudas o no os atrevéis, mandadme un correo e intentaré explicároslo mejor. maltiempobuenascaras@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...