IV.- Como hacer punto elástico.

Lección 4

En este bloque, vamos a ver cómo se hace el PUNTO ELÁSTICO.

Queridos Dummies, si hasta ahora ha sido todo superfácil, el punto elástico es lo más fácil de todo.

Lo vemos sobre la marcha, como siempre:

Montamos sobre la aguja izquierda doce puntos de la forma sencilla que hemos visto. 
Tejemos la primera vuelta con punto derecho. Esta hilera nos va a servir de base para empezar a hacer el elástico.
Pasamos a la aguja derecha el primer punto sin tejer.

Tejemos el segundo punto del tipo derecho.

Tejemos el tercer punto del tipo revés.

El cuarto toca derecho, el quinto revés y así se van alternando hasta acabar en uno derecho.

Hacemos todas las vueltas igual, exactas y saldrá nuestro punto elástico.


NOTA: No olvidemos pasar el primer punto sin tejer. El último punto lo tejemos como toque.



Este punto se utiliza para hacer los remates de cuellos, puños, bajos, etc. entre otras muchas cosas.


El punto elástico puede tener variantes según el nº de puntos que hagamos de cada clase. 

Así, podrá ser: - Elástico 1 a 1.- El de la muestra, haciendo un derecho y un revés. 
                          Elástico 2 a 2.- Haciendo 2 puntos seguidos derecho y dos puntos seguidos revés. 
                          Elástico 3 a 3.- Ya imaginareis, haciendo 3 derecho y tres revés.

Y así todo lo que queramos dependiendo de la aplicación que vallamos a darle a la prenda que tejemos. 
En todos los casos, el nº total de puntos en las filas debe ser par y deberá ser múltiplo de 2, 4, 6, etc. para que los extremos cuadren a la hora de unirlos.

Datos Importantes:

Todas la etiquetas de las madejas u ovillos de lana deben llevar (incluso las de los chinos) unos datos mínimos que son obligatorios por diversas normativas.

Algunos datos como el lote de fabricación o el código de tintada serán interesantes para los fabricantes o distribuidores pero a nosotros nos dan un poquito igual.

Nosotros tenemos que fijarnos en la composición, en los consejos de lavado, y sobre todo centrarnos en nuestro futuro trabajo para determinar cuanta lana vamos a necesitar, de qué calibre y -lo más importante- cuanto queremos gastar.

La etiqueta nos facilita todos los datos. El dibujito que incluye nos da una idea del desarrollo que se obtiene al tejer.
Si os fijáis, es un cuadrado con las dimensiones en cm arriba (casi siempre 10 x 10).  El nº de vueltas aparece en el lateral derecho y debajo nos pone el nº de puntos siempre que usemos las agujas del calibre señalado en el centro del cuadrado.

Con estos datos podemos calcular aproximadamente cuantas madejas necesitaremos para nuestra labor.

Es obvio que si la lana es más gruesa, el mismo peso, tendra menor desarrollo.

Cuanto mayor sea la proporción de lana pura, mayor será la calidad del tejido y ¡claro! mayor será el precio.

¡Hasta la prox.!











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...