Aprovechar jabón casero si no sale bien.


Jabón casero en polvo.

Hola otra vez amig@s virtuales:

Jabón casero en polvo:

Este post debería tratar de cómo hacer jabón natural en casa a partir del aceite usado en la cocina pero, nos ha salido raro, está claro que algo hemos hecho mal.
Hablo o escribo en plural porque lo hemos hecho entre una amiga y yo y por mí o por tí, al final ha salido como en dos fases, no sé, la parte de abajo se ha secado como formando grumos.
Pastillas de jabón recién cortado.

Se puede ver en la foto que es como si en el proceso de secado, muy lentamente se haya ido disgregando la mezcla de manera que lo que estaba encima y se ha secado antes, está casi perfecto y, sin embargo lo que quedaba debajo que se ha solidificado en un proceso más lento se hubiera ido separando y secando al mismo tiempo.
Seguro que los químicos saben cómo se llama esta especie de "desoponificación" que, desde la ignorancia completa, yo he llamado separar o disgregar.
Eso sí, a mi abuela alguna vez la oí decir que el jabón se podía "cortar" pero pensé que se notaría externamente. En nuestra mezcla no se veía para nada en todo el proceso de secado (un par de días hasta que se corta en trozos) que algo estuviera cambiando. Aparentemente nada indicaba que se estuviera separando por dentro.
Rallar jabón.
El mundo de los jabones  es verdaderamente interesante y muy amplio. Hay montones de recetas para hacer jabón según las aplicaciones que se le quieran dar.
En principio no parece necesario tener grandes conocimientos de química, al menos nuestras abuelas no los tenían y hacían jabones estupendos.
Los jabones naturales no son agresivos para la piel, son más hidratantes y nutritivos que los industriales por conservar las parafinas que, en los procesos industriales, se separan para comercializarlas aparte.
jabón rallado o en polvo.Yo me imagino un proceso parecido al del desnatado de la leche. Separan la nata mediante procesos térmicos a los que se somete la leche hasta que la van separando de las moléculas de grasa que componen la nata o la mantequilla y que se venden aparte.
De esta manera, la leche no tiene grasa pero, la nata y la mantequilla que se obtiene desde este proceso, no tienen leche ¿o qué?.
O sea, gran parte de los procesos industriales nos proporcionan subproductos más baratos que los originales pero también de peor calidad.
Volviendo al jabón, una vez que nos damos cuenta de que algo no ha salido bien lo que se nos ha ocurrido para poder utilizarlo es rallarlo y así usarlo en la lavadora como jabón en polvo.
Polvo de jabón casero.

Con un rallador convencional, el mismo que usamos para rallar las zanahorias en la cocina, hemos ido rallando las pastillas que habíamos cortado y hemos obtenido el polvo de jabón que se ve en las fotos.
Es muy fácil porque el jabón no está muy duro, además es muy suave. Después, al lavar las manos, la sensación es de suavidad y tiene ese olor característico que nos recuerda a la ropa de la abuela.
El rallador se limpia fácilmente porque se disuelve todo al meterlo debajo del grifo del agua y queda en perfecto uso.

Algo sí hemos hecho bien porque hay muchas características que coinciden con el jabón bien hecho si no fuera por el aspecto raro de las pastillas.
jabón, rallar, polvo

En la lavadora:


Va perfecto para la lavadora, lo estamos usando en menor cantidad que el industrial, aproximadamente a la mitad. Hace muy poca espuma por no decir nada pero el resultado final, me atrevo a decir que es mejor que el de los jabones que están en el mercado.
Se debe guardar en un recipiente que mantenga el jabón seco (recipiente de cartón o papel) para que no se apelmace pero si esto sucediera, es tan fácil como volver a rallarlo.
También se podría ir rallando a medida que se va utilizando evitando así posibles problemas de solidificación.
Estoy encantada con esto de los jabones. Volveremos a intentar hacerlo y espero que esta vez nos salga perfecto.
Si me lo permitís os lo contaré y os daré la receta más adecuada que de momento, al no haber salido bien la que utilicé, no quiero publicar para no difundir datos erróneos.
Muchas gracias por haber leído hasta aquí y si no te parece demasiada exigencia deja tu comentario para conocer tu opinión o tu experiencia.
¡¡Disfrutad siempre!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...