Como hacer un estuche lápices con chapas recicladas.


Frente
Reverso

Podemos renovar el estuche de los lápices del cole, la bolsa de aseo o la funda del móvil por 0 € y con material 100% reciclado.


Una idea para regalar como "amigo invisible", que siempre se limita lo que puedes gastar. No solo para niños porque dependiendo del tamaño podrá ser un neceser, un bolso, una funda para gafas, etc.

Sólo deberemos guardar las pestañas, chapas, lengüetas, anillas (como quiera que se llamen) de las latas de refrescos. También se compran ya preparadas pero esto ya no sería coste cero.

Las chapas se pueden colocar de infinitas formas, haciendo círculos, superpuestas, dibujando una flor, y las más fáciles en horizontal o en vertical.

Necesitaremos:

  • 126 (14 x 9) + 5 chapas (bolsa + flor).  
  • Aguja de ganchillo o crochet.
  • Hilo o lana o de algodón de algún resto que tengamos por casa, 20 ó 30 gr. es suficiente.
  • Una aguja de coser.
  • Una tela para hacer el forro.
  • Un sistema de cierre como una cremallera, botones, etc. o simplemente hacerle una tapa.



En este caso, la aguja de crochet es de 2 mm., (no debe ser muy gruesa para que no resulte muy difícil introducirla entre las anillas teniendo en cuenta que son rígidas). El hilo es algodón egipcio del nº 8.


Primero, haremos una cadena algo más larga que un bolígrafo, unos 60 puntos.


Hacemos 4 filas de ganchillo en punto bajo.

Empezamos a colocar las chapitas.

Las colocamos en paralelo a la pieza de ganchillo con el derecho de la tapa hacia dentro y sujetamos (con la aguja de crochet) cada chapa con tres puntos bajos + una cadena + tres puntos bajos + una cadena. Esta será la secuencia para cada una.


O sea, tejemos una cadena de separación entre hueco y hueco de la chapa y una cadena de separación entre chapa y chapa.


Cada punto bajo en la chapa se engancha al punto bajo que corresponda en la tira de ganchillo y al hacer la cadena se deja abajo un punto libre para que el nº final de puntos sea el mismo.


Ya tenemos la primera fila de chapitas.

Hacemos 4 cadenas para que no quede tirante el paso a la 2ª fila y la empezamos desde la última chapa que hemos colocado en la fila1.




Ahora colocamos la 2ª fila.


Ponemos la siguiente chapa sobre la primera haciendo coincidir los agujeros en el mismo sentido y poniendo derecho con derecho. Por lo que sería el revés de ambas chapas volvemos a hacer 3pb, 1c, 3pb, 1c y colocamos la 2ª chapa.

Así haremos siempre todas las filas.



Veis que la trenza que forman los puntos bajos queda por el revés.














Así seguimos hasta tener suficientes filas en nuestro estuche de lápices y bolis, En el mio he hecho 14 filas de 9 chapas cada una.

En la siguientes tres filas tejemos toda de punto bajo exactamente igual que hicimos las cuatro primeras.

Una vez que tenemos las partes superior e inferior, hacemos dos filas de punto bajo en cada lateral.

En la primera fila abrazamos cada chapa con el punto bajo como si estuviéramos forrándola.


En la segunda fila, para que no se quede rizado el lateral, saltamos un punto a la altura de las uniones entre chapas.

Mediante punto deslizado se cierran los laterales.
O sea, doblamos dejando por dentro el revés y unimos punto a punto.




Ahora procedemos a hacer el forro.


Simplemente con un trozo de tela cualquiera (si es posible a juego con el color de hilo que has elegido) cortas un rectángulo del mismo tamaño de la bolsa, lo doblas y coses los laterales.

En el borde abierto cosemos la cremallera.


Se introduce en la bolsa de chapas y se cose la parte de la cremallera a las dos piezas de ganchillo de la parte superior.

¡¡Voilà !! ¡¡Tenemos estuche de lápices!!

Ya sabéis, dejadme vuestro comentario......    ¡¡Disfrutad siempre!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...