Mantelito o Tapete hecho con anillas de refresco.


Podríamos combinar dos materiales reciclados:

 Las bolsas de plástico y las chapas de refresco.



Cortamos las bolsas en tiras. He elegido un plástico tan fino que tengo que hacer la tira bastante ancha (5 cm.).




 Hay dos tipo de anillas. Yo he elegido las redondas porque son más regulares en el ancho de los dos extremos.
De pronto he descubierto en casa una cinta de raso estrecha y veo que también se podría hacer el tapete con ella. Igual servirían hebras de lana, cola de ratón, cordones, etc.
Para ayudar a introducir la cinta o el plástico entre las anillas puedes usar una aguja de lana o un gancho de crochet.
Las chapitas deben ir siempre orientadas en la misma dirección para que la trama sea uniforme.








Para usar la cinta la voy a cortar por el centro. Sacando un hilo central tendremos marcada la linea de corte.

La trama de anillas la hago igual que con el plástico.

Puedes hacerla tan grande como quieras o mejor, tanto como te den las anillas de las que dispongas.



Las cintas o los plásticos deben quedar bien tensos pero no tanto como para que se superpongan las anillas.


Pretendía hacer un mantelito individual pero se me acaban las chapas. Tendré que reunir más.
De momento lo dejamos en un tapete.

El tapete que yo hice mide 25 cm en la parte más larga, 22 cm en el ancho y 11 cm en los lados apaisados.
Como ves, se van colocando una chapa por debajo y otra por encima y así va avanzando la trama.


Salvamanteles

Este es el resultado.

Ahora escondemos los flecos que han quedado (o no) tanto si lo has hecho con plástico como si has usado otro material y ya lo tienes.



¡¡Disfruta!! ....y comenta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...