Flor de ganchillo con pétalos en forma de hélice.

Una flor diferente y fácil de hacer. Sus pétalos recuerdan las aspas de un ventilador, o las hojas de un molinillo de viento.
Según los colores que utilices, podría ser un complemento para el tocado o el traje de la comunión de la niña o un prendido para mamá, un broche, etc...

Si quieres hacerte una necesitas:

* Lana de dos o tres colores, valen restos porque son suficientes unos 20 gr.

* Un ganchillo adecuado para la lana que elijas.

* Tijeras.

Para empezar tejes 8 cadenas y las cierras con punto deslizado.

Ahora tejes 10 cadenas y enganchas en el círculo también con punto deslizado.

Así hasta 8 veces o el número de pétalos que te guste (par), queda muy bonita de 6.

Como ya te habrás imaginado, una vez hechas las cadenas, los pétalos se tejen abrazándolas.
Entramos en el primer pétalo con un punto deslizado y haces: 1pb + 2pm + 2pa + 2pa2 (punto alto doble, o sea cargas dos veces el gancho y sacas dos puntos cada vez en tres pasos) + 4pa3 (pa triple, cargas tres veces el gancho y sacas en 4 pasos) + 1c + 4pa3 + 2pa2 + 2pa + 1pm + 2c + 1pd.

Lo mismo vale para todos los pétalos. 
Con los pétalos en línea
Si la haces de dos colores el primero será del mismo color que la base y después sin cortar la hebra, cada vez que acabes un pétalo cambias de color para hacer el siguiente. 

Con los pétalos superpuestos
Puedes usarla tal cual con los pétalos en línea doblados o con ellos superpuestos como las hélices de un ventilador.


Vamos a hacerle un botón para cubrir el centro.

Con un tercer color o con uno de los que habéis utilizado hacéis una cadena de 8 puntos y la cerráis con punto deslizado.

Sobre ella cuelgas 2 cadenas y 11 puntos bajos.

Haz una segunda vuelta con 12 puntos bajos abrazando la primera vuelta y haz lo mismo una tercera vez, queda como un botón.

Al ponerlo sobre la flor la complementa. Fíjate en la foto.

Así ya valdría pero si queremos darle un aspecto más serio y sofisticado, con el color del botón podemos ribetear algunos de los pétalos.

Para eso, sólo rodearlos con punto bajo.

Yo he elegido los blancos que parecía que se veían poco y ahora les he dado mayor realce.

Los he dado un punto por detrás para que no se descoloquen.

¿Qué te parece?


Sobre un cojín de ganchillo
Sobre una base brillante





Espero que te haya gustado y te resulte práctico.

En cualquier caso:  ¡¡A disfrutar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...