Mantita de ganchillo para coche.



Los que tenéis perros ¿Cómo evitáis que el asiento de atrás del coche se llene de pelos?

Los que no tenéis perros ¿Cómo evitáis que el asiento de atrás se llenen de cualquier materia, sustancia o fluido derivado del buen uso del coche. (je, je o del mal uso).

Tenemos la solución con la manta recoge-pelos-de-perro para coche. (Como los anuncios de teletienda). O sea, un tapete protector.

Necesitamos:

* Lana de algodón de cinco colores de calibre 8 (Perlé, hilo egipcio o similar). Yo he elegido: blanco, azul pálido, azul fuerte, verde y negro.
* Una aguja de crochet de grueso adecuado, la mía es del 3 (del 3 fino, porque, como ya sabéis,hay varias escalas y en alguna otra el 3 es más gruesa).
* Mucho entusiasmo y algo de imaginación.

Os diré que los perros a los que me refiero son dos carlinos y que normalmente viajan en un Alfa 147. Por eso el tamaño de la manta está adaptado para el asiento de atrás de este modelo de coche que, por otro lado, no será muy distinto a culaquier otro de la misma gama, supongo.
He pensado que quedaría bien hacer una silueta dibujada en el tejido. Para diseñarla he buscado en internet y al final he seleccionado un perfil (el de la foto) que he pasado a papel y el resultado es el siguiente.



¡OJO! Añadir tres filas más entre la 4ª y la 7ª del cuerpo

 Espero que podáis ver bien los cuadros.

El cálculo que yo he hecho para cada cuadradito en el papel, es de tres puntos altos.

He tejido dos siluetas simétricas a la misma altura.

Deberéis añadir tres vueltas más en el cuerpo porque si no, queda muy flaco el pobre perro.

El ancho de la manta y de vuestra cadena inicial es de 1,35 m.

He elegido un punto que hace conchitas. Al tejer la silueta con este punto no me gustaba nada y cambié a punto alto normal y corriente en el tramo de las siluetas y el de conchitas en el resto de la mantita.




 Veis que al empezar a hacer la silueta no quedaban bien las formas por lo que decidí cambiar el punto.





OK, así me gusta más.


 En uno de los bordes os irán quedando todas las hebritas por los cambios de colores. Al final del tejido, con la misma aguja de crochet, se introducen entre las fibras y se pierden.


Lo mismo sucede en la parte donde se dibujan las siluetas.



Para ir tejiendo en los distintos colores tienes que preparar ovillitos, tantos como cortes haya según la evolución del dibujo y de todos los colores.






Una vez acabadas las siluetas, continuamos el tejido de nuevo con el punto de conchitas.

Para fijar la manta y que no se caiga con el movimiento, he hecho aperturas a la altura de los reposacabezas.
En mi caso, la primera abertura va a 21 cm desde el borde de la manta antes de tejer el remate y la segunda a 33cm (osea, mide 12 cm de ancha). La del otro borde la hacemos igual midiendo desde el otro extremo.

La manta mide 1,25 m de largo aprox. la he medido sobre el coche por lo que no tengo la medida exacta.

Frank, (muy agusto)
Rita, (algo extrañada)
Para rematar los bordes del perímetro he tejido con punto alto una media circunferencia haciendo ondas a lo largo de todo el borde.

Ahora tejemos unas cintas (8 unidades) para atarlas a los anclajes de los reposacabezas.

Para que sean más fuertes las he tejido con 4 cabos, uno de cada color y con un gancho del 5.





También, en una de las caras, a unos 12 cm del vértice de las aberturas he hecho una cinta de unos 20 ó 25 cm. de larga por 3cm de ancha.

Esta cinta servirá para que el invitado se siente en el asiento de atrás de tu coche libre de pelitos de perro. Para eso sólo tendrás que doblar la manta desde abajo hacia arriba y atarla al reposacabezas con estas tiras.

¡¡¡¡Ha quedado estupenda!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime si te ha gustado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...